Escucha una nueva canción de Jason Molina, ‘The Mission’s End’

Secretly Canadian comparte ‘The Mission’s End’, una nueva canción que pertenece a un nuevo álbum de Jason Molina titulado Eight Gates, disponible el 7 de agosto 2020. El álbum es el más reciente de una colección de grabaciones solistas que hizo Molina antes de fallecer por complicaciones relacionadas a alcoholismo en 2013.

En 2007, Jason Molina se mudó del Midwest a Londres. Separado de sus compañeros de banda y amigos, Molina exploró su nuevo hogar con fervor. Pasaba tiempo respondiendo trivias sobre la rica historia de Londres, y si los datos históricos no estaban disponibles – o no le gustaban mucho – Molina se sentía muy cómodo conjurando su propia historia.

Cuando aprendió sobre las siete puertas del muro de Londres, Molina decidió decir que eran ocho, tallando una puerta solo para sí mismo. La octava puerta fue la entrada de Molina hacia Londres, una puerta que sólo se podía cruzar en la mente.

En 2008 Molina se embarcó en una gira solista experimental a través de Europa. En el norte de Italia, Molina dijo que había sido mordido por una araña venenosa poco conocida. Esto desencadenó una serie de enfermedades debilitantes. “Estuve en el hospital aquí en Londres,” Molina escribió en una carta. “Vi a seis doctores y a un tipo como Dr. House. Todos quedaron desconcertados, pero ahora me quedo en casa, donde estoy tomando diario una docena de píldoras de miedo tipo Hantavirus que supuestamente ayudarán – pero me hacen sentir de la mierda.” No hay registro de una sola visita al doctor, ni de alguna prescripción de estas medicinas. Es probable que nunca hubiera una araña y que lo que mantenía a Molina encerrado en casa era totalmente auto inducido. Durante su encierro, por supuesto, escribió canciones.

Molina también declaró que durante este tiempo, estuvo alimentando a un grupo de pericos verdes que se reunían en su patio e hizo unas grabaciones cortas y crudas con su confiable four-track. Sólo cuando Molina estaba mejorando oficialmente y volvió a explorar las calles de Londres, aprendió que esos pericos tenían su propia historia mítica. En los 60s, Jimi Hendrix – en un momento de claridad psicodélica – liberó a su par de periquitos de su jaula, dejándolos libres en los cielos de Londres. Ahora, sus descendientes son vistos regularmente alrededor de ciertas partes de la ciudad. O al menos ese es el mito.

Grabado en Londres en los tiempos de la supuesta mordedura de araña y los supuestos periquitos de Jimi, algunas de las canciones de Eight Gates (“Whispered Away,” “Thistle Blue”) alcanzan la plenitud – texturas oscuras que recuerdan a su trabajo en The Lioness. Conociendo ahora la historia de los periquitos y su presencia intermitente en las grabaciones, uno no puede evitar pensar en esos pájaros coloridos en el clásico de Talk Talk, Laughing Stock, una guía espiritual durante gran parte del set. Otras canciones (“She Says,” “The Crossroads y The Emptiness”) se encuentran en un estado incompleto, tomas acústicas que evocan a Let Me Go Let Me Go Let Me Go de Molina y todavía están ligadas con las bromas de Molina en el estudio. Recuerdas cuán joven era Molina, y cuán poderoso era su arte para alguien tan joven. En la canción de cierre, “The Crossroads and The Emptiness,” Molina le grita al ingeniero antes de llorar en una canción en la que canta sobre su cumpleaños (30 de Diciembre), una lectura de manos y el gran vacío contra el que siempre luchó. Es un acercamiento perfecto y, en muchas formas, la encarnación de la octava puerta: mítica, que se puede cruzar sólo en la mente, construida para sí mismo y parcialmente imaginaria pero compartida, afortunadamente, con nosotros

Escucha ‘The Mission’s End’ AQUÍ

Tracklisting:

  1. Whisper Away
  2. Shadow Answers the Wall
  3. The Mission’s End
  4. Old Worry
  5. She Says
  6. Fire on the Rail
  7. Be Told the Truth
  8. Thistle Blue
  9. The Crossroad and the Emptiness