Un contraste demoledor en la piel del mundo y la voz de A veces Millä entonando a raíz de la naturaleza

Solemos confundir las melodías con ideas bellas y esperanzadoras cuando algo nos agrada al oído, pero en el fondo la complejidad que lleva poder transmutar una sensación de desalojo o tristeza conlleva encontrarnos con diferencias que hacen mucho sentido.

Hace un tiempo que las canciones de A veces Millä logran encontrarse con sensaciones y momentos llevados de una nostalgia duradera que van intensificándose con composiciones que surcan entre el dolor y el crecimiento. Metafóricamente, esto no solamente lo sitúa a sus experiencias personales, sino que al destructor paso del mal llamado progreso humano que ha depredado con nuestra naturaleza.

Una visita a la antigua ballenera de Quintay evocó emociones densas para Millä, entre paisajes hermosos y un pasado que dejó una marca perturbadora debido a la intensiva caza y comercialización de ballenas que hubo años atrás. La mezcolanza de escenarios permitió que en su reflexión encontrase una frase con la cual definir su nuevo sencillo “En la piel del mundo”: Ausencia del mundo material.

Una de las metáforas utilizadas por la cantante remite a su visión de las colinas enormes que ella presenciaba desde pequeña. “Dinosaurios enterrados en la piel del mundo” resume como la autora percibía las colinas, comparando su tamaño con el de los jurásicos extintos, explicando que otras personas también compartían esa observación.

Además, nos encontramos con una casualidad ocurrida durante la sesión de fotos promocionales, donde entre medio de las poses Millä se encontró una pichón paloma abandonada, a la cual decidió adoptar y nombrarle Ramona. Parte de esto agarra mucho más significado con lo planteado en la letra de esta sentida canción.

La A veces Bänd, quienes acompañan a Millä musicalmente, logra envolvernos en un tipo de lamento que suelta un suspiro de pena frente a como el presente parece ser más rápido y destructivo con su paso. El paso de la deforestación, la tecnología en manos equivocadas sedientas de poder y los versos de la cantante que logran desenvolverse de manera agridulce, lo que parece ser un lamento, también en el fondo es un grito de atención.

La portada representa un collage lleno de simbolismos e ideas ocultas detrás de lo que la canción representa, todo un arte llevado desde el expertiz de la artista, Otra Javi Más, quién desde un tiempo lleva profundizando en como plasmar sentires con diferentes elementos de la cotidianidad.

El sencillo ha sido producido, mezclado y masterizado por Carles Hernández, colaborador familiar dentro de la naciente carrera de A Veces Millä, quienes pronto se acercan a lo que será la realización del primer disco de estudio del proyecto, donde podremos evidenciar la versatilidad y sentimiento de la cantante con sus compañeros/as/es de banda.

Puedes escuchar el tema ya en las distintas plataformas disponibles.