Todos somos Hannah

Mi nombre es Constanza y fui víctima de bullying escolar y cyber bullying. A propósito de la controvertida serie de Netflix «13 reasons why», recordé lo que me sucedió personalmente.

En el año 2005, llegué a cursar 3° Medio a un colegio nuevo y por cosas de la vida una ex compañera de básica sería nuevamente mi compañera ese año. Fue fácil adaptarme al cambio, ya que tampoco es que hiciera mucha vida social en el colegio, mi vida social se encontraba de la puerta para afuera.

Dentro del curso se podían observar distintos grupos notoriamente diferentes, uno de estos grupos fue el que intentó hacerme la vida a cuadritos durante año y medio en las horas escolares. Partieron apodándome “Mogly”, sí, por el personaje del Libro de la Selva que realmente se llama Mowgli. Nunca tuve claro el porqué del apodo, si era por mi color de piel que amo o por el negro intenso de mi cabello, o quizás los rasgos fuertes en mi rostro… en cualquier caso, ninguna característica de mí misma que me hiciera sentir poca confianza o quererme menos, en lo absoluto.

Recuerdo que en un par de ocasiones me ofrecieron pelear, tampoco entendía por qué. Algunos compañeros me ofrecían “protección” acompañándome a la micro que tomaba de vuelta a casa, cosa que jamás acepté como tal, bienvenida la compañía, pero ¿para protegerme? ¡nada!, ya que jamás me sentí asustada.

Una vez intentaron pegarme un chicle en el pelo, jajajaja xD creo que di un paso más y la señorita que intentaba hacerme daño no alcanzó a llegar a concretar su hazaña.

Eso fue durante el año 2005. Pasado un par de meses del regreso a clases en el año 2006 y con todo el boom del Fotolog no dudaron en crear uno para el curso (www.fotolog.com/4_jugo_2006) y las creadoras de este fueron las que por razones que desconozco, ocupaban su tiempo en intentar hacerme daño. Para mayo de ese año, yo ya me había ganado un espacio para mí sola en nuestro querido fotolog. Mi cara aparecía dentro de un círculo tachado, con la leyenda “Piteate a la Mogly: Fundación por un futuro mejor” al pie del post se leía que esta publicación se había hecho a pedido del público (¿habrán hecho una votación para llegar a esta conclusión? xD) y en respuestas a esta foto se puede observar algunas personas en desacuerdo, otras medio ambiguas y claramente las que lo llenaron de más odio. (Véalo aquí: http://www.fotolog.com/4_jugo_2006/7700290/ )

Cuando me encontré con esto, recuerdo haber pensado “a lo que llega la estupidez humana, gracias a Dios yo solo voy a cumplir mi obligación escolar, tengo una familia que me ama y que me ha acompañado en la formación de mi carácter, mi identidad y mi autoestima, también tengo amigos y lo más importante, AMOR PROPIO”

De no haber sido por los firmes cimientos de mi amor propio, seguramente habría caído en depresión y me hubiese hundido con cada una de sus “bromas” cuando me hacían salir a la pizarra, o sus amenazas de pelea o de hacerme daño de alguna otra forma más tangible que solo el típico veneno saliendo de sus bocas. Pero como dicen por ahí, perro que ladra, no muerde.

A mediados del año 2006, la “líder” de este grupo de doncellas fue trasladada a otra sede por su mala conducta y desde ese momento no volví a escuchar nada más en mi contra.

Hoy, ya 11 años después, con miles de plataformas virtuales más, donde creando contrapeso en la balanza del bullying existe afortunadamente la crianza respetuosa, adolescentes más conscientes con sus pares, una sociedad infanto-juvenil mucho más amorosa y más igualitaria, aparece una serie de Netflix en donde se habla de esto desde la perspectiva de quien la vive, lo cual me motivó a hablar de mi experiencia.

Si eres un adolescente tienes que saber que si no tienes herramientas para autovalorarte, busques ayuda con gente que entienda del tema.Si eres un docente o parte administrativa de un colegio, tienen que enfocarse en hacer visibles estos problemas, no lo escondan, el bullying existe y puede hacer mucho daño. Si eres padre tienes que darle importancia y espacio al amor que das hacia tus hijos y el respeto con el que abarcas sus emociones y sus experiencias. Los “ah pero si así es el colegio”, “si todos los niños son iguales a esa edad” y ese tipo de frases no ayudan en nada a nadie.

No ayuda a quien sufre bullying y no ayuda a quien lo genera, pues quien expresa este tipo de agresión es claramente alguien incapaz de amarse a sí mismo y para quien también es muy importante recibir ayuda y amor. Si eres uno de los antagonistas de historias como esta, es importante que comiences a reflexionar en favor de las generaciones que nos siguen y que además te dé un poquito de vergüenza… (jajaja ooobvio también quiero venganza xD broma 😛 quiero que veas que no es lindo estar del otro lado y ¡que seas mejor que eso!)

Saludos
Cota Molina