Jacob Collier, el joven prodigio del jazz que deslumbró en su primer concierto en Chile

Imágenes por Miguel Fuentes

Una noche de intensa lluvia fue la que acompañó al primer concierto en Chile de Jacob Collier. La cita fue en el Teatro Nescafé de las Artes, en donde se presentó frente a una sala llena de un público que se notaba emocionado de verlo, pues este joven londinense puede no ser muy conocido por las masas, pero su talento no pasa desapercibido para los conocedores musicales.

Jacob, de 23 años, se está abriendo camino a pasos agigantados entre los máximos exponentes del jazz actual. No por nada la revista RollingStone lo calificó como «Joven prodigio musical» y Quincy Jones, quien fuera productor de Michael Jackson dijo de él: «Se hizo viral, ganó dos Grammy y es la última gran apuesta del jazz moderno»

Con esos antecedentes quedan pocas dudas para confiar en su talento, pero anoche lo demostró en vivo… y deslumbró!

Sencillo y, como buen chico inglés, amable hasta el punto de la dulzura, combinó su talento con una energía desbordante que lo mantuvo corriendo de un lado a otro del escenario, tocando cada instrumento con una pericia que hasta los más talentosos músicos envidiarían, pues Jacob no solo utilizó todos y cada uno de los instrumentos musicales que tenía en el escenario, sino que, usando sintetizadores y un Looper para repetir individualmente cada sonido, logró sustituir a una banda completa, siendo él una sola persona.

Probablemente él es de los pocos músicos que puede darse el lujo de tocar piano y guitarra al mismo tiempo (si! al mismo tiempo!) o tocar las teclas de un piano y a la vez hacer acordes con las mismas cuerdas internas del instrumento!. Jacob Collier no le teme a experimentar y jugársela para lograr el tipo de música que él desea que los demás escuchen.

Con un carisma impresionante para un chico que comenzó su carrera musical subiendo sus propios videos a YouTube, manejó al público como un veterano. Los hizo bailar, cantar y crear acordes musicales para ser también parte de un show al que nada le faltó. Los estilos musicales fueron muy variados, mostrando así sus gustos eclécticos y transversales, ya que la audiencia (de todos los rangos etarios) disfrutó de jazz del bueno, funk, soul, música electrónica, baladas y covers de sus artistas favoritos, The Beatles y Stevie Wonder entre ellos.

El escenario elegido para la ocasión era un reflejo muy similar al mundo en donde él creció y se familiarizó con los instrumentos musicales: su habitación, un espacio pequeño, rodeado de instrumentos musicales en donde podía crear música íntimamente y que fue el motivo por el cual eligió el título «In my room» para su primer disco, puesto que según sus propias palabras: «Tu habitación es aquel espacio en donde estás en tu propio mundo, es aquel lugar en donde concentras la creatividad y la búsqueda de lo que eres» y en sus conciertos él busca eso, llevar al público a su mundo, lleno de magia musical, energía, letras salidas de los más íntimos pensamientos de un joven prodigio e incluso sentido del humor, porque Jacob Collier es un músico tan serio, que no le teme a reír mientras hace música, porque la música es eso… emociones y letras convertidas en acordes que formen parte de la banda sonora de nuestra vida diversa.

Síguele la pista a este joven talento musical, porque escucharemos mucho más de él en el futuro!

http://www.jacobcollier.co.uk/

Si no pudiste verlo en vivo en Chile, mira este video de su canal de YouTube con una de sus presentaciones similar a la que dio en nuestro país!

 

 

Fotografías de Miguel Fuentes