Hasbro Gaming: Buenos recuerdos incluídos

No importa el día de la semana ni la hora, cualquier momento es el indicado para disfrutar con los seres queridos en torno a los juegos de Hasbro.

¿Recuerdas a toda tu familia en suspenso cuando todos se dieron cuenta que la torre Jenga estaba a punto de caer, o esos pequeños bailes de victoria cuando alguien ganaba en Monopoly? ¿o te acuerdas esa risa cuando alguien soltó la pieza y encendió la nariz roja del personaje en Operando? Estos son valiosos momentos y experiencias que la familia siempre recordará, porque Hasbro Gaming y Monopoly nos entregan horas de diversión y futuros recuerdos.

Al comenzar un juego de Hasbro no sabemos cómo se va a desarrollar, ni menos cómo va a terminar y esa sorpresa es uno de los motivos que nos incentiva a volver a jugar una y otra vez. Pero el más importante es el recuerdo de compartir en familia esas risas que salieron espontáneamente mientras esperábamos un turno, de los nervios de no salir pillado o de la tensión en algunos momentos clave.

Monopoly nos entrega claras pruebas de esto. Quizás no recuerdes cuántas veces ganaste, o cuántas propiedades llegaste a tener, pero sí te vendrá a la memoria las caras de sorpresa de tus adversarios o la satisfacción de cuando los más pequeños de la casa triunfaron por primera vez. Monopoly nos entrega experiencias con sus distintas versiones para todas las edades y gustos, con las licencias más hot del mercado o con su versión Súper Banco Electrónico, donde las tarjetas de crédito reemplazan al efectivo y vas juntando distintas recompensas mientras juegas.

Recordarás las fuertes risas de los más pequeños con ¿Adivina Quién? o Pulgas Locas, los planes que armaron los más estrategas de la casa para hundir la flota del enemigo en Battleship o las tácticas que usaron para dominar el mundo en Risk, conquistando territorios enemigos, creando un ejército, moviendo tropas y participando en épicas batallas.

Son conexiones que no se olvidan, que te hacen recordar una y otra vez esos gritos y risas que soltaron al terminar con un enredo de manos y pies en Twister y de esas cuotas de misterio y suspenso en cada partida de Clue.

Lo importante no es lo que viene en la caja. Es lo que pasa en el juego. Cuando abres un juego Hasbro incluye todo lo que necesitas para divertirte en casa, porque definitivamente los buenos recuerdos vienen incluidos.