Síndrome Raj Koothrappali

Los que no conocen la serie The big bang theory pobablemente estarán colgadísimos, pero don’t worry mis nerdsitos porque su servidora les explicará qué onda todo esto.

Raj Koothrappali es un personaje hindú de la serie antes mencionada y lo curioso de este hombre y lo que desarrollaré en esta columna es que él no puede hablar con mujeres sin antes no haber tomado copete. ¿Qué tiene que ver esto? YO NO PUEDO HABLAR CON HOMBRES.

Acompáñenme a ver esta triste historia: no los estoy cuenteando, realmente me cuesta hablar con hombres que me interesen o que al menos encuentre lindos (3c3c), no se me da, lo que pasa es que soy insegura nivel Dios, entonces al enfrentarme a la situación activo modo planta, puedo decir un par de palabras pero nada más… matapasiones po.

Pero que conste, solo pasa al inicio, una vez que entro en confianza uuuuf neeeeña, pero claro, después de mi magnífica primera impresión no da tiempo pa’ conocernos mejor. Ahora bien, estoy dispuesta a cambiar esta situación, porque si no dejo de ser la muda ayayay “me voy a morir sola, fea y muerta”; sin ir más lejos, tengo una amiga que tiene un amigo que se mueren, cosa bien hecha, un deleite visual. Sin esperarlo el loco manifestó un interés por su servidora, nunca se concretó nada, pero esta semana mi amiga me invitó a almorzar con ella y él (y yo OBVIO feliz), PEEEEEEEEERO como no todo podía ser tan bello, adivinen ¿qué? Andaba pésima.

Había pasado varios días estudiando hasta tarde y las ojeras estaban sin moverse; solo tenía que ir a una clase así que filo con maquillaje (que lo pensé antes de ir a la U pero soy pajera y no quise echarme nada); súmenle que justo ese día me salieron como 4 espinillas gigantes y horriblemente asquerosas, además los duendes se llevaron mis sostenes, ni uno encontré así que dije “pico voy así” (una de mis tantas malas decisiones, hacía frío y yo solo con polerón, uds. cachan) y para colmo andaba vestida como un maldito skater, el pelo para qué decir. Es que yo no entiendo por qué Diosito me hace esto. Todo el semestre arreglándome los jueves a ver si me lo topaba pero no, justo en mis peores momentos. Pucha flaco, lo siento, pero te prometo que la próxima vez no me verás tan chopico <3. En definitiva ese día no hablé casi nada, a ratos él me miraba a los ojos y me hablaba, pero yo no le respondía nada más que un “aaah si”, teniendo tanto por responderle. En un momento lo hice reír eso sí, me siento bastante orgullosa, pero me falta mucho trabajo.

Continuando con el tema de fondo, es penca igual esta situación de timidez, en lo personal me pasa porque me considero una persona súper fome, como que siento que lo que yo hable o cuente de mí no será para nada interesante para él. Son las consecuencias de ser perna, porque ¿de qué le voy a hablar? Hola, me llamo NerdSinVida, tengo 20 años, estudié en tal colegio, saqué una carrera técnica y ahora estudio derecho… matao’ de fome po, es decir, yo puedo empezar a hablar de todas las cosas que sé, puedo decir que soy fan de los simpsons, puedo recitar capítulos y hasta puedo hablar de mi teoría de que los chinos son aliens o que las personas desaparecidas son raptadas por extraterrestres o vendedores de órganos, alguna conspiración, no sé. Pero esos no son temas como para romper el hielo, eso es lo que me cuesta, te cachai llego así toda fea como lo que contaba en el párrafo anterior y decirle al gallo: Hablemos de los secretos del vaticano porfa. Tachada de sicótica de una, onda Salfate.

La vida me ha regalado otra oportunidad, les contaré de seguro cómo sale, pero cual youtuber les pediré consejitos, ya sea en la página web, twitter o Facebook (siempre leo sus comentarios, los amo). Ayuden Al frente patriótico Raj Koothrappali y decreto picodulces en sus vidas.