Siempre hay un chileno

Este sábado 1 de julio, Canal 13 estrena una nueva serie de documentales en los que podremos ver la diversidad cultural a la que se enfrentan nuestros compatriotas que han decidido emprender la aventura de vivir en el extranjero.

«Siempre hay un chileno» es una serie documental que será emitida en «Sábado de reportajes» por canal 13 después de finalizadas las noticias de T13 tarde. En cada capítulo podrán conocer las vivencias de un chileno viviendo en algún lugar del mundo que contrasta con nuestra realidad nacional.

Juan Eduardo Castellón, de la productora KiwiCast, quienes son los encargados de realizar la serie, nos cuenta al respecto:

Es interesante conocer el mundo a través de los ojos de los chilenos, que ya no son como alguna vez fue el programa «Los Patiperros», si no que hoy son más independientes y tienen una visión de mundo.

Recorrimos muchos países con culturas sumamente diferentes, por ejemplo: India (Bangalore), Vietnam (Ha Noi), Tailandia (Bangkok), Singapur, Israel (Tel-Aviv y Jerusalén), Dubai, Austria (Viena), Hungría (Budapest), España (Toda la isla de Mallorca), Portugal (Lisboa) y Marruecos (4 ciudades en un mega episodio final)

 

¿Qué tan diversas son las vidas de los chilenos en el extranjero?
Hay de todo, desde profesores de tango, pintores, arqueólogos, concejales, tenores, chefs, etc. Es una diversidad de chilenos haciéndose la vida en países muy exóticos. También veremos grandes contrastes. Pasamos por países con culturas distintas, sistemas políticos diferentes, religiones (hindú, musulmán, budista, judía, católica), comidas exóticas (embrión de pato, insectos y perros por ejemplo). 
También hemos conocido a personas muy interesantes, como un encantador de serpientes. Han pasado muchas cosas humorísticas y hemos visto lugares impresionantes a los que no se accede fácilmente (desde lugares icónicos hasta hoteles de lujo).
En resumen. No se pierdan esta serie documental que promete sorprendernos a través de los ojos de aquellos compatriotas que, escondidos en los lugares más remotos del mundo, están demostrando que no importa a dónde vayas, ¡siempre habrá un chileno!