Una experiencia psytrance: Escucha el alucinante disco debut de Mizar Trance

Hablar de Mizar Trance es envolverse inmediatamente en un ritual sonoro en el que la electrónica, la experimentación instrumental y la performance se mezclan para sumergir al oyente en una experiencia alucinante. Esa propuesta es la que podemos encontrar en el primer álbum de la agrupación, ya disponible en plataformas digitales.

A lo largo de setenta y cinco minutos, Mizar Trance recopila el trabajo acumulado desde su formación en el año 2019, cuando cerca de los bosques de El Retiro, Quilpué, un grupo de amigos inspirados en la música psytrance/techno fundan la banda, basando sus creaciones en la mezcla de percusiones, sintetizadores y sonidos étnicos, logrando una experiencia sonora de trance bailable.

Actualmente, Mizar Trance está conformado por Aníbal Campusano (batería y palo de agua), Gael Mejias (percusiones y efectos), Rodrigo Ríos (sampler y trompe) y Cristian Salas (sintetizador de bajos).

El disco homónimo de Mizar Trance cuenta con seis tracks, los que llevan por nombre “Jungla“, “Civilización“, “Industrias“, “Redes“, “El que no baila es policía” y “Retorno a Mizar“.

Respecto al primer track, «Jungla», la banda cuenta que “trata sobre la vida en el planeta antes de la aparición de los humanos, el cual adopta el concepto planteado por Kubrick en la película «2001: Odisea del Espacio». Es decir, aborda la intervención extraterrestre que da el puntapié inicial al desarrollo, auge y caída de la evolución humana, concepto que continúa desarrollándose a lo largo del disco”.

Sobre «Civilización», el segundo track del álbum, Mizar comenta que este «aborda los distintos avances de la humanidad entre lo que conocemos como prehistoria hasta la edad moderna. Acá encontramos sonidos y atmósferas que hacen referencia al uso de herramientas y la realización de rituales de diversas índoles«.

Escucha el disco debut de Mizar Trance en plataformas de streaming y sigue a la banda en su perfil de Instagram @mizar_trance.

Fotos por Manu Rojas.