Tips para apoyar a una amiga aproblemada

La amistad es uno de los regalos más valiosos que nos ha entregado el universo de relaciones humanas en el que vivimos. Son aquellas personas que elegimos para caminar a nuestro lado, ser parte fundamental de nuestra vida y transformarse en aquella familia no consanguínea que es tu escudo y batallón frente al mundo.

Por eso es importante que sepas valorar a aquellas importantes partícipes de tu vida y que las apoyes como ellas te han apoyado en los momentos difíciles, entendiendo que la amistad es una ruta en dos sentidos, en la cual se hace por ella lo mismo que ella ha hecho por ti; esto es, darle apoyo, cariño, consejos y ser fuerte en sus debilidades.

Si tu amiga está pasando por un mal momento o por una etapa de transición, sigue esta guía para que te transformes en ese apoyo que ella necesita para sortear los obstáculos contigo y tu cariño a su lado.

Indaga con suavidad: Si la notas diferente o ves que su comportamiento no es igual al que suele tener cuando pasa por situaciones similares, es momento de que averigües qué es lo que le pasa. Muchas veces las amigas no quieren involucrarte en sus problemas por miedo a que te sientas igual de abrumada que ella, por eso es importante que sepas leer sus señales y actúes en el momento en que tu sentido te indique que algo no anda bien.

Puedes preguntarle directamente o ir sacándole la verdad de a poco, pero lo importante es que no detengas hasta que sepas qué es lo que la aqueja.

Considera su personalidad: Recuerda que lo que es mejor para ti, puede no ser lo mejor para ella, así que antes de aconsejarla debes considerar su forma de ser y las reacciones diferentes que ella puede tener en determinadas circunstancias.

¿Cómo actuó ella en el pasado?: Si llevas un buen tiempo conociéndola, probablemente sepas la respuesta a esto, pero en caso de que no te haya tocado compartir una experiencia así con ella todavía, es importante que lo averigües.

De este modo podrás saber de qué forma ella asimila los problemas y si es que esta ha dado resultados positivos, o por el contrario, ha transformado sus problemas en temas mayores.

Recuerda que en este punto debes intentar ser todo lo objetiva que puedas, de modo que el apoyo que le des le sirva para solucionar sus problemas de forma certera.

Sé firme si es que hay que serlo: Muchas veces lo que a ella le aqueja es debido a algo que ella misma ha hecho o está haciendo mal, y en esta situación probablemente va a dolerte el tener que sacarla de su error. Pero recuerda que el cariño por ella es más grande que la sensación de tranquilidad que te produciría el mantenerla en su engaño para evitarte un enfrentamiento.

Debes ser firme, pero a la vez cariñosa, recuerda que sus sentimientos están pasando por un momento complejo y no serviría de mucho que le causaras más tristeza. Por eso busca una buena forma de dejarle las cosas claras para que ella también pueda verlas, aunque esto le duela. Recuerda que sacar una espina también duele, pero una vez que la quitas todo comienza a sanar.

Dale fuerza: Si lo que ella necesita hacer para salir de su problema es algo que requiere de una valentía que a ella le falta en este momento, entonces piensa en el cariño que le tienes y dale algo de la tuya.

A veces necesitamos un empujón cariñoso que nos lleve a la fase de enfrentamiento en la cual podremos resolver un conflicto que nos aqueja. Si ese empujón viene de una amiga, que además está ahí tras nosotras para infundirnos fuerza, entonces el camino será mucho más claro y fácil, ya que el apoyo de un equipo te hace sentir comprendida ante la adversidad.

Recuerda que los amigos son aquellos que nos dan un motivo para generar vínculos mucho más allá de los de nuestra familia, por eso es tan importante ayudarlos y conservarlos, porque ya lo dice el viejo dicho “más vale tener amigos que dinero”, porque ciertamente, el valor de la amistad es incalculable.